El Blue Monday, conocido como el día más triste del año fue identificado por primera por Cliff Arnall, investigador de la Universidad de Cardiff, en 2005 y da lugar al tercer lunes de enero.

Se llegó a esta conclusión luego de estudiar las variables que afectan las emociones de las personas como: el clima suele ser más frío, el incumplimiento de los propósitos de año nuevo, el inicio laboral, la falta de liquidez, el fin de Navidad y la llegada de la hora de pagar todas las compras decembrinas.

Se calcula a través de la siguiente fórmula matemática:        \frac{[Ta+ D-d] T^Q}{M N_a}

Donde tiempo atmosférico=Ta, deuda=D, sueldo mensual=d, tiempo que ha transcurrido desde Navidades=T, tiempo desde que hemos abandonado los buenos propósitos para el nuevo año=Q,, niveles de motivación bajos=M y la necesidad de hacer algo=Na.

Si fuiste atacado por el Blue Monday es recomendable dirigir tu foco de atención a las cosas positivas como el hecho de tener trabajo para poder pagar las deudas, el reencontrarse con los compañeros de trabajo y poder platicar sus anécdotas, los suéteres nuevos que nos taparán del frío, etc…

Todo depende el cristal con que se mire, un nuevo año, una nueva oportunidad para cumplir propósitos, planear nuevos viajes…

Daniela Giron

Administradora de contenido at Ctrl-X
Colaborador y redactor de contenido en Ctrl-X.

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.