“No les podemos cambiar la vida, pero sí les cambiamos su día

El Café Pendiente es un acto caritativo originario de Nápoles, Italia. La idea es desencadenar una red solidaria en la que el comensal paga su café y deja pagado uno o varios más “pendientes” para quienes no puedan pagarlo.

Este proyecto altruista funciona cuando las personas de bajos recursos económicos preguntan si hay algún café pendiente, si es el caso se le invita a un café previamente pagado por otro consumidor.

La idea nació hace más de un siglo en Nápoles, cuando un obrero tenía algo que celebrar, bebía un café y dejaba otro para quien llegara luego y no pudiera pagarlo. Cualquier local puede sumarse a la iniciativa sin más que anunciarlo a sus clientes.

Gracias a la inmensa difusión en redes sociales, ha llegado a ser un éxito varios lugares del mundo.

México se sumó a esta iniciativa en Septiembre de 2013, con una aceptación sorprendente por parte de la sociedad. A poco más de 1 año de haber iniciado, el país ya cuenta con más 550 cafeterías, fondas, taquerías, loncherías participando, traducidos en aprox. 22,000 cafés o platillos entregados al mes.

Se llama Café Pendiente, sin embargo abarca todo el menú que sirva la cafetería o restaurante: tacos, tortas, sopas, sándwiches, etc…

Para quienes desean formar parte del proyecto la confianza es muy importante, pues los comensales esperan que sus cafés sean entregados a gente en situación de calle o pobreza extrema. Por lo que, el establecimiento debe de tener a la vista un anuncio con los cafés o platillos pagados y los entregados. Cada lugar se compromete poniendo a la vista el logo y  un póster explicando la dinámica.

Para conocer más acerca de este movimiento visita http://cafependiente.org.mx/

#YoSoyCaféPendiente

Daniela Giron

Administradora de contenido at Ctrl-X
Colaborador y redactor de contenido en Ctrl-X.

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.