Una buena alimentación de acuerdo con la FAO consiste en proporcionar nutrientes adecuados a nuestro organismo a través de los alimentos que comemos. Una nutrición adecuada genera un impacto positivo en la salud, reforzando el sistema inmunitario de manera que este produce mayor resistencia hacia los agentes infecciosos. 

Es lógico pensar que si comemos sanamente lograremos una buena salud, sin embargo, los alimentos ya no son lo que eran antes estos contienen modificaciones que son un riesgo/beneficio para la población. La tierra tiene un valor primordial para el abastecimiento de alimentos de todos los seres vivos, todos y cada uno de nosotros dependemos del suelo para el suministro de alimento. La agricultura tanto como nosotros dependemos en su totalidad del suelo para subsistir ya que ahí provienen la mayoría de los alimentos que son necesarios para una buena nutrición, por lo que si el falla en defecto todos fallamos. La constante demanda que ha habido por parte de la población al tener el acceso incesante de la comida ha provocado un desequilibrio entre lo que se puede cultivar y lo que se puede otorgar. De este modo la ciencia tuvo que recurrir a la biotecnología desarrollando técnicas sofisticadas de ingeniería genética llamados transgénicos u organismos genéticamente modificados (OGM) con el propósito de lograr objetivos específicos: disminución del costo de producción y aumento en el rendimiento de la cosecha y minimización las plagas, por el contrario como en todo existen ciertas desventajas que pueden causar graves consecuencias contra la seguridad alimentaria que a constante exposición puede llegar a ser contraproducente para la salud, no hay datos comprobables pero existe la posibilidad que uso de transgénicos sea culpable del desarrollo de enfermedades entre ellas el cáncer. 

Los alimentos transgénicos al ser modificados se ven afectados en su valor nutricional, disminuyendo significativamente, esto se llega ver reflejado en nuestra nutrición quedando como deficiente por consiguiente ocasionando imperfecto en el sistema inmunológico haciéndolos susceptible a los agentes patógenos haciéndonos contraer una enfermedad.

Ante la enfermedad nuestra primera reacción es acudir al médico para que este nos recete algún fármaco o droga que mejore nuestro malestar en determinado tiempo y momento. Nos hemos desacostumbrado a que las buenas cosas vienen de lo natural y sencillo, haciéndonos caer en el negocio farmacéutico de compra y adquisición de medicamentos. No me mal entiendan, no me estoy refiriendo en su totalidad que la industria farmacéutica de forma negativa en su totalidad, reconozco que son organizaciones dedicadas al descubrimiento, desarrollo, fabricación y comercialización de medicamentos que ha brindado numerosas aportaciones para la salud por el otro lado las farmacéuticas son un factor de ingresos clave por lo que su uso continuo genera grandes ganancias, no obstante la cuestión es ¿Realmente estas industrias buscan nuestra salud de primera instancia o simplemente buscan sacar provecho de la situación?. Podríamos liberarnos de todas estas inquietudes y gastos innecesarios si tan solo nos enfocamos en cuidar nuestra salud iniciando por una buena alimentación, pero ¿Cómo podemos lograrlo si la mayoría de los alimentos que consumimos no tienen las condiciones nutrimentales necesarias para nuestro organismo? De acuerdo con el documental Food matters alude el uso de una dieta vegetariana la cual consiste en el exclusivo consumo de alimentos orgánicos para la mejora nuestros hábitos alimenticios puesto que estos alimentos serán de calidad que servirán como combustible ideal para nuestro estilo de vida saludable

En la época de Hipócrates se ha hablado que el alimento ha sido considerado como la mejor medicina lamentablemente con el paso del tiempo este pensamiento se ha distorsionado haciendo creer que los fármacos y la medicina es la mejor forma de encontrar la salud. Nuestro cuerpo tiene la capacidad de lograr muchas cosas pero para ello debemos de equiparlo con lo mejor de lo mejor.

Bibliografías:

  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. (2016). Una buena alimentación para toda la familia. 18/10/2017, de FAO Sitio web: http://www.fao.org/pulses-2016/news/news-detail/es/c/382991/
  • Blázquez, E. (2016). La alimentación en la prevención de enfermedades. 18/10/17, de Fundación vivo sano Sitio web: http://www.vivosano.org/es_ES/Informaci%C3%B3n-para-tu-salud/Persona/Alimentaci%C3%B3n-sana/La-alimentacion-en-la-prevencion-de-enfermedades.asp
  • Tait, K. (S/F). Industrias farmaceuticas. 18/10/2017, de ENCICLOPEDIA DE SALUD Y SEGURIDAD EN EL TRABAJO Sitio web: http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/TextosOnline/EnciclopediaOIT/tomo3/79.pdf

Karla Deyanira Sosa Acuña

Medios at Ctrl-X
Colaborador y redactor de contenido en Ctrl-X.
En la actualidad desarrolla y administra el contenido de Ctrl-X.
El contenido que publica es variado con temas de video juegos, música, naturaleza, gastronimia, belleza.

Latest posts by Karla Deyanira Sosa Acuña (see all)

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.