Los pueblos indígenas son la base de la cultura mexicana, de acuerdo con el banco nacional en México se encuentran en un total de 10, 185 060 indígenas que representan el 10.45 por ciento del total nacional. En cuanto a la pobreza, estos grupos son unos de los más afectados de acuerdo con el Senado de la República en los datos del 2014 la población indígena se encuentra en condiciones de pobreza en un 73. 2 %, cifra que ha ido en aumento en los años consiguientes.

La falta de oportunidades de un trabajo decente en los pueblos indígenas han generado una desafortunada condición socioeconómica de esta población.  Son víctimas de constantes desafíos que los restringen en una zona de progreso por parte de su comunidad como por fuera de ella.  La discriminación ha sido uno de los principales factores por lo que se han reflejado un escaso avance en su estado socioeconómico La población indígena se ha visto afectada de manera brutal ante la denegación del respeto a los derechos humanos, dejándolos en vulnerabilidad ante trabajos forzosos, peligrosidad, la falta de contratos, negación de oportunidades y bajas remuneraciones en innumerables ocasiones.

En este hecho destaca la participación de la población infantil la cual se encuentra entre 0 a 14 años en su mayoría, las cuales se encuentran en edad de ser instruidos con educación básica, más este derecho se puede ver perjudicado tras la explotación infantil. Influyendo de manera contradictoria en bienestar físico e integral, impidiendo el desarrollo de una educación ventajosa en un futuro. Dejando con poca o nulo aprendizaje, cayendo en una generación analfabeta.  Otro punto importante es la vulnerabilidad y el peligro que pueden llegar a sufrir las niñas indígenas, estas son presa fácil para la explotación del comercio sexual.

La población femenina indígena debe encarar mayores dificultades, esta debe de ser parte de la colaboración en el hogar, y si busca salir delante debe luchar de manera más ardua  para lograr acceder a una economía formal, esta hace objeto de una doble discriminación en suma de las dificultades que un trabajo formal posee. Por otro lado, las personas indígenas que cuentan con alguna discapacidad de limitaciones físicas o mentales padecen de una desventaja a un mayor, haciendo casi imposible la tarea de conseguir un empleo.

Considerables pueblos indígenas han llegado a combinar sus ocupaciones tradicionales junto con actividades que brinden un apoyo socioeconómico a sus hogares para contribuir de manera complementaria a la economía de sus hogares, pero prontamente esta se torna ineficiente y debe ser parte de constantes migraciones, puesto que sus actividades comunes no les permiten satisfacer a sus necesidades de ingreso de manera adecuada. Lamentablemente la sociedad llega rechazarlos, criminalizarlos incluso matarlos por el simple hecho de ser indígenas.

Esta sociedad se encuentra en constantes problemas y no solo económicos ya que esto también llega a influir en sus salud, educación y vivienda, dejándolos excluidos de la sociedad y despojándolos de cualquier oportunidad de una buena supervivencia. La falta de seguridad ante sus derechos ha provocado consecuencias negativas en su forma de vida, limitándolos a su forma de vida como la única que podrían tener.

En los últimos años se han ido implementado programas y proyectos en los últimos años que han llegado a influir con frecuencia en pueblos indígenas, sin embargo, estos planteamientos no han revelado numerosos resultados en el aumento de oportunidades.

Existe una gran deficiencia en como este sistema trabaja, es imposible para una persona indígena salir adelante si no se le brindan las oportunidades o dinero apropiado para subsistir. Este cae en un circulo vicioso de no oportunidades, no dinero, por lo que este acepta trabajos denigrantes, injustos o que atenten contra su salud para así llevar algunos recursos a sus hogares.

A México le falta mucho por hacer, tiene que ver con la mentalidad de la ciudadanía que debe ser más incluyente pero principalmente de implementar mayores proyectos de preparación, para que estos tengan las mismas oportunidades de sobresalir como cualquier otro ciudadano. La implementación de becas, mayores oportunidades de trabajo cerca de las zonas rurales podría hacer la diferencia para quitar el rezago social que existe.

Si gustas leer más al respecto, te recomiendo:

  • Organización Internacional del Trabajo. (2017). Trabajo decente para los pueblos indígenas y tribales en la economía rural. 07/09/18, de Organización Internacional del Trabajo Sitio web: http://www.ilo.org/global/topics/economic-and-social-development/rural-development/WCMS_601267/lang–es/index.htm
  • CNDH México. (2015). El derecho humano al trabajo de las personas indígenas. 07/09/18, de CNDH México Sitio web: http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/cartillas/2015-2016/01-DH-trabajo-indigenas.pdf
  • Predero, M. (2002). Empleo en zonas indígenas. 07/09/18, de Scielo Sitio web: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-74252002000100006

 

Karla Deyanira Sosa Acuña

Medios at Ctrl-X
Colaborador y redactor de contenido en Ctrl-X.
En la actualidad desarrolla y administra el contenido de Ctrl-X.
El contenido que publica es variado con temas de video juegos, música, naturaleza, gastronimia, belleza.

Latest posts by Karla Deyanira Sosa Acuña (see all)

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.