Los usuarios y las empresas necesitan nuevas y más accesibles alternativas para la gestión de sus sistemas de correo electrónico, procurando garantizar una máxima disponibilidad del servicio y, de paso, protegerse de forma efectiva frente a cualquier tipo de amenaza.

Por Sebastián Sanhueza Ramos

Sebastián Sanhueza Ramos
Sebastián Sanhueza Ramos

En el estudio titulado “Email Statistics Report 2014-2018”, la empresa The Radicati Group (www.radicati.com) reúne estadísticas y previsiones en cuanto al nivel de adopción y uso de tecnologías como el correo electrónico, la mensajería instantánea y las redes sociales, considerando para ello la población de usuarios y el número de puestos en las empresas mediante un análisis cuantitativo y cualitativo de cada segmento de industria a nivel mundial.

De este trabajo se desprende que la mayoría del tráfico de correo electrónico, hasta lo que llevamos del 2014, proviene del mundo de los negocios, con más de 108 mil 700 millones de e-mails enviados y recibidos por día, cifra que podría crecer a más de 139 mil 400 millones de mensajes de correo al final de este año, y a pesar de que éste sigue siendo el principal medio de comunicación, varias empresas están optando por otras alternativas, como los sitios de redes sociales, la mensajería instantánea, la IM móvil, los SMS/mensajes de texto, salas de chat, la video-llamada y los blogs.

A nivel individual, la firma estima que los usuarios de negocios están enviando y recibiendo en promedio 121 correos electrónicos al día y se espera que hacia el 2018 esta cantidad crezca a 140, mientras que el número de cuentas de redes sociales podría aumentar de 3.6 mil millones a más de 5.2 mil millones también a finales del año referido.

La mayoría de estas cuentas sigue perteneciendo al espacio del consumidor, aunque varios negocios han demostrado una creciente adopción de esta tecnología, tendencia que también se está replicando en cuanto al correo electrónico móvil debido al auge de los dispositivos nómadas que manejan esta herramienta de comunicación para usuarios de negocios y consumidores finales, como Apple iOS y Google Android en particular.

Un problema de peso(s)

Es un hecho que los gastos que representa el envío de mensajes se redujeron gracias al correo electrónico, pero el proceso de abrirlos, procesarlos y responderlos lleva mucho tiempo e implica un innegable costo acumulativo en términos de productividad; de hecho, en el mismo estudio de Radicati Group se asegura que repetir miles de veces el anterior proceso puede consumir un día laboral completo para las organizaciones.

nospam

Al respecto, Justin M. Rao y David H. Reiley, empleados de Google y Microsoft respectivamente, publicaron hace un par de años el estudio “Journal of Economic Perspectives”, en el cual destacaron que 9 de cada 10 mensajes de correo que circulaban por Internet eran spam o malware, por lo que las computadoras debían ser más potentes y trabajar horas extra a fin de poder cubrir lo que estos dos aspectos estaban demandando. Por su parte, Tom Jackson, de la Universidad de Loghborough, Inglaterra, afirmó que en ese 2012 las “contraindicaciones” alineadas a la lectura y gestión de los correos electrónicos estaban representando a las compañías más de 15 mil dólares por empleado al año.

Cifras más, cifras menos, el hecho es que los usuarios y las empresas de negocios han reconocido ya la necesidad de buscar nuevas alternativas para el control y la administración del correo electrónico, procurando garantizar su máxima disponibilidad y, de paso, proporcionando protección total frente a cualquier tipo de amenaza, como los virus, el phishing y el propio spam.

También en términos económicos, el impacto del correo electrónico no deseado obliga a dedicarle mucho tiempo al proceso de recuperación de sistemas, al restablecimiento de servicios y a la realización de copias de seguridad, sin contar con la necesaria contratación de técnicos cualificados, así como la instalación de protecciones, filtros y nuevas infraestructuras tecnológicas que suponen un mayor consumo de ancho de banda y el incremento de las capacidades de almacenamiento.

Existen estrategias preventivas (protegerse antes de que el spam se origine, lo cual puede lograrse educando a los usuarios y recurriendo a leyes anti-spam), proactivas (para evitar que el correo no deseado se transmita identificando primeramente al emisor y no al spam en sí) y reactivas (buscan identificar el spam una vez que ha entrado en los servidores de correo, aunque el consumo de recursos, procesos y memoria sigue siendo una constante).

Si se considera lo anterior, podría concluirse que la educación de los usuarios es la mejor herramienta para combatir el spam, pero el sentido común podría orillarnos a pensar que el recurso lógico para éstos y para las empresas es contar con una solución tecnológica que les permita reducir el problema, aunque en la práctica también debe tomarse en cuenta otros atributos relacionados con el bloqueo y eliminación de malware, así como con la posibilidad de minimizar gastos o realizar inversiones innecesarias.

Una alternativa que garantiza todo lo anterior y mucho más es SpamTitan Cloud, diseñada para todas aquellas empresas que deseen proteger sus sistemas de correo electrónico contra el spam, los virus y otras amenazas, logrando una efectiva distinción entre los mensajes masivos verdaderos y la correspondencia no solicitada o basura, misma que podrá ser revisada y/o borrada a conveniencia de la organización o del propio usuario, obviamente bajo los designios de una política corporativa de seguridad.

Se trata de una herramienta virtual que permite la protección sin necesidad de contratar un servicio de hosting, realizar una implementación local, contar con un software de virtualización o utilizar recursos propios debido a que está basada en “la nube” y su disponibilidad es bajo demanda, aparte de que las empresas podrán explorar, usar y configurar su propia aplicación en menos de 30 minutos sin requerimientos de software ni de hardware.

Las principales características de SpamTitan incluyen protección con dos motores de antivirus que se actualizan automáticamente; análisis multicapa para un enfoque integral por niveles que separa el correo electrónico deseado del spam, incluyendo Sender Policy Framework, verificación del destinatario, SURBL, RBL, análisis bayesiano, palabras clave, análisis del asunto y contenido del mail, así como muchas otras reglas personalizadas que se combinan para dar una puntuación al correo electrónico que lo define o no como spam.

Todas las actualizaciones del antivirus, anti-spam, el lanzamiento de nuevas versiones, la configuración de copias de seguridad y la gestión de informes están automatizadas. Por su parte, las listas blancas y negras se configuran para el usuario o para el dominio estableciendo las permitidas y las bloqueadas, en tanto que los administradores y usuarios tienen la capacidad de gestionar la búsqueda y recuperación del correo electrónico que se puso en cuarentena.

 

* El autor es Director Regional de HD Latinoamérica.

ssanhuezar@hdlatinoamerica.com

 

Sergio I. Lizárraga P.

Creador y Administrador del sitio Ctrl-X at Ctrl-X
En la actualidad desarrolla Sitios Web y administra el contenido de Ctrl-X.
Contenido es variado con temas de tecnología, ocio, humor, salud, videojuegos, gadgets, seguridad, programación, ciencia, marketing, diseño.

Latest posts by Sergio I. Lizárraga P. (see all)

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.

Leave a Reply