La escritora J.K. Rowling revela nuevos detalles de la vida del mago.

harry-potter-y-la-piedra-filosofal

El fenómeno Harry Potter sigue vivo después de que la web oficial Pottermore empezase a publicar dos semanas antes de Navidad una serie de textos inéditos de la autora J.K. Rowling sobre la historia del joven mago más famoso de los últimos tiempos.

Pottermore, la web auspiciada por Rowling que ofrece una extensa experiencia en línea para los seguidores de sus libros, revela en doce días, hasta el 23 de diciembre, adiciones a las novelas y nuevos detalles de algunos de los personajes.

Acceder a los textos no es fácil: para hacerlo, el lector debe desvelar acertijos interactivos que ponen a prueba sus conocimientos de la historia, así como de pociones diversas o incluso magia negra.

harry-potter

Una de esas nuevas revelaciones tiene que ver con la ciudad ficticia de Cokeworth, una localidad minera del interior de Inglaterra a la que el tío de Harry, Vernon Dursley, traslada a la familia en el primer libro, La piedra filosofal, para evitar la admisión de su sobrino en el colegio de hechicería Hogwarts.

En esta pequeña ciudad, en la calle Spinerd’s End en concreto, es donde nació Severus Snape, y es la localidad donde también crecieron la difunta madre de Harry Potter, Lily, y su tía, Petunia, según los textos difundidos en la web.

De esta forma, Rowling enreda un poco más la relación entre Harry y Snape, su estricto profesor de “Pociones” en Hogwarts.

En relación a Snape, Rowling también señala en esta última contribución a Pottermore que cumple con el estereotipo que se tiene en la comunidad de hechiceros de que los expertos en pociones son “inquietantes” y “calculadores”.

La escritora desvela que, cuando trataba de decidir qué profesor y qué asignatura disgustarían a Potter, recurrió a la experiencia personal de su adolescencia en la que no podía soportar las clases de Química, lo que hilaba a la perfección con la asignatura de “Pociones” que imparte Snape y que odia Harry Potter.

Respecto a las pociones que cita en los libros, Rowling explica en uno de estos pasajes inéditos que la mayoría de ellas están basadas en remedios o mejunjes naturales, como por ejemplo una planta de la familia del orégano que tiene propiedades curativas.

Además, en otro de los textos, la autora reconoce que solo se arrepiente de haber matado a un personaje en la saga de Harry Potter: el heladero Florean Fortescue.

“Creo que le asesiné sin una buena razón. No es el primer mago que Voldemort mata en los libros, pero sí es el único del que me siento culpable porque fue decisión mía”, relata la novelista británica en el portal.

Además del contenido publicado en la plataforma, Rowling interactúa de manera habitual con los seguidores de Harry Potter a través de las redes sociales y responde a las dudas que le plantean.

Una de las cuestiones que ha aclarado la autora, respondiendo a la pregunta de una de sus lectoras, es que el colegio de hechicería Hogwarts es un lugar abierto a la comunidad LGTB (homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales).

La escritora británica publicó el 16 de diciembre en Twitter un mensaje de Harry Potter que reza: “Si algo nos enseñó Harry Potter es que nadie debería vivir escondido”.

La plataforma Pottermore, inaugurada en 2011, aúna durante estos doce días contenidos inéditos junto a juegos interactivos, enigmas y adivinanzas y una comunidad virtual formada por miles de aficionados a las aventuras del mago creado por Rowling.

Aunque está abierta a todo el mundo, “muggles” (no magos) incluidos, para poder desenvolverse con facilidad se necesitan unos conocimientos de magia que solo se aprenden una vez leídos todos los libros.

Después de que el último volumen de la serie, Las reliquias de la muerte, se publicase en 2007 y de que la saga cinematográfica finalizase en 2011, parece que la mente fantasiosa de Rowling tiene

aún cuerda para agrandar el fenómeno Harry Potter.

Ropa

Nuevo de J.K. Rowling

Los magos que viven entre los muggle en la comunidad pueden revelarse a otros magos como tal llevando los colores púrpura y verde, a menudo combinados. Sin embargo, no es un código escrito y no hay ninguna obligación de hacerlo. Muchos de los miembros de la comunidad mágica prefieren llevar sus colores favoritos cuando están en el mundo muggle, o adoptar el negro como color práctico, especialmente cuando viajan por la noche.

El Estatuto Internacional del Secreto establece claras pautas de vestimenta para las brujas y los magos en público.

Cuando se mezclan con los muggles, los magos y las brujas se visten como los muggles, siguiendo tanto como sea posible la moda del momento. La vestimenta debe ser apropiada para el clima, la localización geográfica y la ocasión. No se podrá exhibir delante de los muggles ninguna prenda que pueda alterarse o ajustarse por sí sola.

A pesar de estas claras instrucciones, las faltas relacionadas con la vestimenta han estado entre las infracciones más comunes del Estatuto Internacional del Secreto desde su creación. Los jóvenes han tendido siempre a estar mejor informados sobre la cultura muggle en general, ya que los niños se mezclan con facilidad con sus amigos muggles. Más tarde, cuando empiezan a trabajar en carreras mágicas, se hace más difícil mantenerse en contacto con la forma de vestir de los muggles. Las brujas y los magos no suelen estar en la onda de lo deprisa que cambia la moda muggle, habiendo comprado unos pantalones psicodélicos de campana en su juventud, se indignan por ser llamados a comparecer ante Wizengamot cincuenta años más tarde, por haber causado agravio en un funeral muggle.

El Ministerio de Magia no es siempre tan estricto. Se anunció un día de amnistía el día que se supo la noticia de la desaparición de Lord Voldemort después de que Harry Potter sobreviviera la Maldición Letal. Tal fue la alegría, que las brujas y los magos se echaron a las calles vistiendo sus ropas tradicionales, que habían olvidado quitarse o que adoptaron como símbolo de la celebración.

Algunos miembros de la comunidad mágica se esfuerzan por romper con la cláusula de vestimenta del Estatuto del Secreto. Un movimiento marginal llamado Aire Fresco Refresca Totalmente (A.F.R.T.)* insiste en que los pantalones muggles cortan el flujo de la magia e insisten en llevar túnicas en público, a pesar de haber recibido avisos y multas en repetidas ocasiones.** Lo que es aún más inusual es que algunos magos adopten ropa muggle bastante ridícula, como miriñaques con sombreros y zapatillas de fútbol. ***

En general, la moda de los magos no ha seguido las tendencias muggles, aunque se han realizado pequeñas alteraciones, como por ejemplo las túnicas-vestido. La ropa de los magos consiste en túnicas simples, con o sin sombrero de punta y siempre se llevarán en ocasiones formales como bautizos, bodas y funerales. Los vestidos de las mujeres tienden a ser largos. Puede decirse que la ropa de los magos ha quedado congelada en el tiempo desde el siglo XVII cuando se escondieron. Su observancia nostálgica de esta anticuada forma de vestir puede parecer una forma de seguir viviendo en el pasado, algo así como el orgullo cultural.

En el día a día, incluso aquellos que detestan a los muggles llevan una versión de la ropa muggle, que no se puede negar es mucho más práctica que las túnicas. Los anti-muggle intentarán a veces demostrar su superioridad adoptando un estilo deliberadamente extravagante, pasado de moda o exuberante en público.

*Presidente Archie Aymslowe.

**Hasta ahora, parece que los muggles los han tomado por miembros de una secta.

***Los muggles suelen pensar que son estudiantes que se han vestido así por una apuesta.

Para leer más textos exclusivos de J.K. Rowling debes entrar a Pottermore.com

Sergio I. Lizárraga P.

Creador y Administrador del sitio Ctrl-X at Ctrl-X
En la actualidad desarrolla Sitios Web y administra el contenido de Ctrl-X.
Contenido es variado con temas de tecnología, ocio, humor, salud, videojuegos, gadgets, seguridad, programación, ciencia, marketing, diseño.

Latest posts by Sergio I. Lizárraga P. (see all)

Invitanos una taza de café
para seguir publicando
con más ánimos.

Leave a Reply